Colour Catcher

Los tiempos cambian, pero la publicidad de productos para el hogar sigue repitiendo los mismos estereotipos desde los años 60: amas de casa y familias alienadas cuya única preocupación parece ser la higiene. Con la campaña 2018 de Colour Catcher UK (toallitas atrapacolores del grupo Henkel) hemos querido marcar la diferencia.

Bajo el claim "Dare to mix", la campaña presentaba un mensaje claro para los usuarios: perded el miedo. Tres vídeos muestran tres personajes que no solo mezclan su ropa de color con la blanca, sino también las diferentes facetas de su vida: el abogado John que de noche se convierte en Scarlett Labelle; Mike, empleado y judoka; Melanie, bióloga y goleadora.

La campaña de Colour Catcher ha tenido un impacto muy positivo en el público y en la sociedad (recibiendo elogios tanto por parte del PRIDE como de equipos de fútbol femenino) y dentro de la misma multinacional, que decidió replicarla para el mercado australiano.